viernes, 16 de septiembre de 2016

RECETA DEL AMOR


Todo cambia con el tiempo 
y el amor no esta exento de esta regla.
El amor al principio lo ves con deslumbramiento.
Luego lo pasas a ver con enamoramiento.
Le sigues con la pasión...
Las ganas de estar siempre juntos a cada momento.
Hasta que llega un tiempo 
en que comienzas a ver los defectos...
Ese ser que al principio era "perfecto"
te das cuenta que no era tal.
Ante el descubrimiento todo parece desmoronarse.
Luego terminas entendiendo y aceptando.
No por eso dejas de amarlo/a.
Recuerda algo que seguramente te servirá en tu vida:
El amor no es perfecto.
Porque quienes lo protagonizan son seres imperfectos.
Buscar el camino a la perfección es una utopía.
Creer que somos capaces de cambiar al otro también lo es.
El amor se nutre del amor, de la fidelidad, 
del compañerismo, de la amistad, de las buenas costumbres,
del sentido común, de la bondad, de la verdad,
del pensar hacer feliz al otro para luego ser feliz yo,
de discernir sin gritar, de hablar sabiendo escuchar.

KASPER
(CONSEJOS PRACTICOS)

Receta del Buen Amor 
Ingredientes: 
 1 kilogramo de sinceridad 
 1 kilogramo de amistad 
 Dos cucharadas de confianza 
 2 cucharadas de ilusión 
 Media cucharada de pasión 
 100 gramos de comunicación 
 1 litro de afecto 
Preparación: Repartir medio kilogramo de sinceridad con el medio kilogramo de amistad en dos corazones muy unidos. Dejar reposar ambas cosas durante un buen tiempo, sin añadir ninguna cucharada de celos, deslealtad e infidelidades. Pasado un tiempo, abrimos los corazones y añadimos una cucharada de confianza a cada uno de ellos. Volvemos a dejar reposar ambos corazones un poco más de tiempo añadiendo 100 gramos de comunicación para que todos los ingredientes se unan en uno solo: el amor. Una vez unido todo, añadimos lo que quede, es decir, una cucharada de ilusión en cada corazon y media de pasión. ¿Por qué media de pasión? Por que es un ingrediente que podemos ir añadiendo a nuestro gusto. Y para finalizar, si queremos darle un aspecto aún más dulce a la receta, añadir un litro de afecto, dejándola reposar toda una vida. Valor afectivo y nutricional: Exenta de calorías. Toda una vida para consumir.