viernes, 29 de septiembre de 2017

PURO CORAZÓN


Hola amigos del Mundo! Como estan todos? Yo aquí compartiendo algunas reflexiones sobre esos seres cuatro patas que mueven la cola desaforadamente cada vez que nos ven llegar y son puro corazón.
Obvio que hablo ni mas ni menos que de los perros... supongo que mucho de uds. han tenido un perro como mascota y sabrán un poco de lo que les voy hablar a continuación 
En mi vida siempre tuve la dicha de tener la compañía de algún buen perro...  Ya siendo muy pequeño tuve mi primer perro una bolita de pelos que le daba la leche con una mamadera. Era una boxer llamada Yicsi... crecio tan rapido que fue poco lo que pude disfrutar de su compañía... pero cuando crecio y dado que por razones laborales de mi padre debía permanecer mucho tiempo atada y la perra un poco embrutecio... si bien no mordía cuando la soltabamos era incontenible. Corría de un lado para otro... y mejor no le atravieses porque te tiraba al piso de tanta fuerza. Un día recuerdo que mi padre se enojo por algo que rompió y decidió darla en adopción. Nunca mas la volví a ver. Luego vino una hermosa Collie llamada Puqui... era muy buena compañera, super inteligente, siempre dispuesta a estar contigo a donde fueras, te daba la mano, era todo un personaje. Puqui nos acompaño por muchos años hasta que un día enfermo de moquillo y lamentablemente no la pudimos salvar. Sufrí mucho por ella. Al tiempo de eso llego "Pillin" era un perrito negrito pura raza PP osea PURO PERRO... era un travieso total... no paraba de hacer travesuras hasta que un día lo teníamos en un patio grande en un descuido dejamos el portón abierto y desapareció... nunca más lo pudimos encontrar. 


Al tiempo llego Toby un salchicha que era inteligencia pura "solo le faltaba hablar", el les aseguro que vos le hablabas te miraba y sabia lo que le pedías... muy inteligente. Unas vacaciones tuvimos la mala idea de dejarselo a unos vecinos para que lo cuidaran y a la vuelta nos dijo que se le había perdido... fue todo muy extraño para mi que lo vieron tan inteligente que se lo llevaron... o nose... no quiero ser mal pensado pero fue todas muy raras las excusas de su desaparición. En fin! Cuestión que ese fue el fín de Toby... Luego llego Willy un pekines... todo un show ese perro... muy juguetón y cariñoso. Un día recuerdo que salimos a jugar a la pelota y el detrás nuestro nos saco la pelota... empezó a correr con ella llevándola y no se la podíamos sacar... estábamos en un parque muy grande y la gente lo miraba como jugaba con la pelota y no lo podía creer... ya que la pelota era tres veces más grande que el... Este hermoso pekines nos acompañó por muchos años hasta que murió de viejito... Luego vino un cocker llamado "Coquito". Era todo negrito, recuerdo que nos regalo una señora que no lo podía cuidar ya que trabajaba todo el día... osea lo recibimos con un año y medio de vida... pero se acomodo rápidamente y se adapto a nosotros... Coquito era muy dulce, no hacia travesuras, si jugaba pero era un perro muy respetuoso, fue un fiel compañero durante 15 largos años hasta que su vida se apago. Recuerdo que el último día de su vida el llevaba varios días sin poder salir pq apenas podía caminar... llegue de trabajar y le dije... "que pasa coco vamos a pasear?" y haciendo un último esfuerzo se levanto me miro y salio conmigo a caminar... Mis padres no lo podían creer que se hubiera levantado pq la verdad ya estaba muy viejito y estaba prácticamente agonizando. Recuerdo que dimos la vuelta a la manzana como siempre lo hacíamos muy lento porque le costaba mucho caminar y orinar. Finalmente volvimos al departamento se hecho en su cucha me miro y se durmió para nunca mas despertar... Sufri muchisimo su perdida... pero "nunca olvidaré ese regalo que me hizo de dejarme que lo pasee por última vez". 

Luego llegaron dos perros a falta de uno, dos cachorritos malteses "TAO Y WALLY" ambos hermanitos crecieron y se criaron con nosotros y de ellos puedo decir que fueron grandes compañeros... muy mimosos... juguetones... hasta que fueron envejeciendo y el primero en partir fue Wally con 14 años y medio y luego le siguió Tao con 18 años y medio. Recuerdo mucho a Tao sus ganas de vivir y no entregarse... Lucho hasta lo último por quedarse... casi al final de su vida estaba cieguito entonces le pasaba que caminaba en círculos... y por momentos me iba y lo agarraba y le indicaba como seguir derecho y seguía caminando... Yo lo recordare como el perro que "no quería morir". Los dos fueron hermosos compañeros de nuestras vidas... 


Luego apareció en mi vida un perro que el primer día que lo conocí y si bien no me pertenecia "algo en mi interior decía ese perro va a ser mio". Paso el tiempo y eso sucedió... Yo digo que estábamos predestinados el uno para el otro... era un perro Dalmata llamado Homero. El día que llego a mi casa tuvimos una charla juntos y recuerdo que con mucha atención escucho cada cosa que le dije como si me entendiera. Fue tal la conexión que teníamos que era solo mirarnos para saber que necesita uno del otro... Si el estaba mal me miraba y Yo sabia que quería mimos... y cuando el me veía mal a mi solito venía y me apoyaba su cabeza en mi pierna diciéndome "aquí estoy". No conocía esa raza pero la verdad me enamore de esa raza... y Homero fue y será creo el único perro con el que todo era hermoso. Yo en ese tiempo me había separado y me ayudo muchísimo a superar ese dolor... fue una adopción mutua... juegos, caminatas y mucho sentido de pertenencia uno sobre el otro... Se que muchos se preguntarán y como termino esta historia? Pues bien, termino de una manera muy triste para ambos... Un día me fui a trabajar y como salia de mañana y volvía muy tarde pasaba muchas horas solito... y esa raza sufre mucho la soledad... y le tenía terror a las tormentas... cada vez que llovía tenía que hacerle upa y abrazarlo a pesar de ser grande porque temblaba como una hoja... "YO LE DECÍA MI PEQUEÑO GIGANTE HOMERO"... cuanto amor sentía y siento por eso perro aun hoy... Bueno les termino de contar, resulto ser que me lo robaron de adentro de mi casa... Cuando volví de trabajar no estaba mas... Lo busque por cielo y tierra pero nunca apareció... Hoy recordarlo me conmueve hasta las lágrimas... 


Cuando pensaba no tener otro perro... llegando el cumpleaños de mi madre decidí regalarle una pomponsito de pelos llamado PUPPY es un caniche toy, hermoso, me lo dieron con apenas 45 días de vida... era una ratita de chiquito... hoy ya cumplio 3 meses y medio. Cuando venía en el auto trayéndolo para casa de mis padres le decía "Vos no serás mio, vas a ser el compañero de mamá y quiero que la hagas muy feliz"... Yo creo que me escucho o entendió o no se que... pero pueden creer que..? La ama a mi madre... ella es su "mamá" conmigo juega, lo mismo que con mi padre... pero su ama es mi mamá... Increíble verdad?  Bueno de Puppy no puedo contar mas que es un sol que nos lleno de alegría a todos, es travieso, dulce y por momentos mordedor... pero hermoso! Lo amamos... quiera Dios que nos acompañe por muchos años y seamos muy felices junto a el. 
En definitiva amigos, estas historias que hoy conté, que son un reconto de los perros que pasaron por mi vida me hacen pensar que como alguna vez dije: "los perros son seres de luz... PURO CORAZON..."  Dicen que hay un perro esperandonos para cada uno de nosotros, si están solos busquen su compañía... y si tienen amor para dar no se olviden de ellos por mas que no sean de raza ellos siempre estarán dispuestos a darnos su amor a cambio de nada. Gracias por hacer de nuestras vidas una hermosa compañía... Disfruten de sus mascotas... y sean todos muy felices!

KASPER
(REFLEXIONES)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Muchas suerte! Buena vida...!