viernes, 9 de enero de 2015

EN EL UMBRAL DE LA VIDA



Podría haber elegido mil caminos distintos.
Mas la vida fue llevándome por donde
a su antojo decidió que así lo hiciera.
Podría haber sido muy distinto todo
de lo que la realidad se presenta...
pero hay veces que se deja pasar lo bueno,
rebeldías propias de la edad,
búsqueda del mayor éxito con el menor esfuerzo,
verdades y mentiras sacadas de contexto
hacen que todo no sea como lo soñaste.
Podría ser tantas cosas que hoy a la distancia
con el correr de los años puedo ver y antes no veía...
Experiencia, malditas o benditas experiencias,
esas que nos hacen ver las cosas de manera distinta
luego que las padecimos, pero no antes de eso.
Por eso hoy que estoy en el umbral de mi vida
puedo ver todo con mayor claridad y serenidad.
Puedo ver lo malo y lo bueno de las personas.
De todo siempre se rescata algo.
Puedo sentir el amor con el corazón
sin dejarme deslumbrar por una bella figura.
Todo se ve tan diferente a medida que pasan los años.
Aprendes a rescatar y atesorar lo bueno que nos rodea,
sin importar su origen, ni valor, ni ubicación geográfica.
Todo es tan distinto desde el umbral de la vida...!
Tan distinto que a veces le digo a Dios
porque no nos regalo el don de la experiencia
desde que nacemos... pero esta todo mas que claro,
Las cosas son como tienen que ser.
Tendrás que chocar contra mil paredes,
hasta encontrar la pared que realmente es de tu agrado.
Todo forma parte de un recorrido
plagado de experiencias buenas y malas.
Que con el tiempo verás serán las que te van forjando
como persona con tus propios valores y gustos.
Disfruta de tus errores porque te ayudan a crecer.
Disfruta de tus éxitos porque son lo que te dicen
que aunque sean efímeros que estas en el camino correcto.

KASPER
(REFLEXIONES)

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Muchas suerte! Buena vida...!

DESPEDIDAS MUTUAS Y REENCUENTROS

De todos los seres que pueblan este mundo... las mascotas son el mejor ejemplo de fidelidad y amor hacia sus amos. Ellos son c...