miércoles, 28 de julio de 2010

El amor Duele?


Cuantas veces en nuestras vidas nos hicimos esta pregunta: "porque si es tan hermoso el amor duele?"


El amor en si es algo positivo, bueno, y que nos da alegría y ganas de vivir la vida plenamente. Amar es sentirse en unidad con quien se ama. Es sentir que has llegado a tu destino y que ese destino ha llegado a ti. Amar es querer con un sentimiento bueno y limpio. Como cuando un niño abre su regalo de navidad y su rostro refleja alegría pura, limpia y sincera. Amar es darlo todo, regularmente esperando algo a cambio: el cariño, la atención, y la pureza que emana de un sentimiento recíproco.




El amor se distorsiona cuando no dejamos “respirar” a la persona amada queriendo poseer desenfrenadamente su cariño, su tiempo, su atención, y su mente. El amor se vuelve enfermizo cuando locamente nos olvidamos que la persona amada nos es parte de nuestro ser, cuando nos olvidamos que no somos dueños de sus pensamientos, ni de sus acciones.


El amor no duele...






Duele el rechazo, la traición, la mentira, la decepción. Duele saber que lo que pensábamos que era nuestro, nunca lo fue. Duele saber que lo que creíamos que era nuestra mejor realidad, fue solamente una fantasía, un espejismo en un desierto árido.


El amor no duele...


Duele saber que la persona amada te engaña y con una facilidad cruel y deshonesta, sin importale hacerte daño. Duele saber que esa persona que creíamos buena y sincera, nunca lo fue. Y duele saber que engañaste a tu propio corazón al mentirte y decirte que a quien tú amas y amabas, no te engañaba, a pesar de todas las señales que todos veían, y principalmente, las señales que tu veías.


El amor no duele...


Duelen los “golpes de pecho” que nos damos después de una traición, olvidándonos que algún día en el pasado, probablemente hicimos lo mismo con alguna persona que nos amo y de verdad.


El amor no duele...


Duele culpar al amor de ser como es: Una oportunidad increíble de vivir tantos sentimientos cruzados: alegría, tristeza, felicidad, ira...etc. Duele olvidarse que la vida es para vivirla en plenitud, y al empecinarse tratando de recordar lo que ya no fue, dejamos de amar la vida, y por ende, dejamos de amarnos a nosotros mismos. Y si no nos podemos amar a nosotros mismos, le hacemos a otros lo mismo que nos han hecho a nosotros: no agradecemos todo ese amor puro y sincero que con tanto esfuerzo nos ofrecen y dan, y a veces actuamos de la misma manera ruin y cruel que otras personas nos trataron, de esa manera misma que nosotros reprochamos en alguien más.


Hasta que una vez mas nos toque la puerta alguien que creamos que ahora sí nos trae el verdadero amor. Y con suerte, así es y así será...


Por todo esto amigos/as es que el amor duele! Será hasta la proxima! KASPER


Para el final les dejo otro hermoso videoclip titulado: Amores como el nuestro - Los Charros

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Muchas suerte! Buena vida...!