miércoles, 19 de septiembre de 2012

Comunión de los cuerpos



Con los ojos bien cerrados
puedo sentir el aroma 
de tu piel acercándose a mi.
Puedo captar el roce, 
en cada milímetro de tu cuerpo.
Es una instancia mas en el camino
que me lleva al infinito 
del cual no quisiera volver jamás.


Con los ojos bien cerrados,
mis oídos se agudizan
para no perder ni un instante
de tu agitada respiración,
agitada por la emoción
del encuentro de nuestros cuerpos.


Con los ojo bien cerrados,
nada existe a nuestro alrededor.
Solo estamos tu y yo.
Por un espacio de tiempo
somos dueños de ese submundo
que fue creado por nosotros
en esta comunión de los cuerpos.

KASPER



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Muchas suerte! Buena vida...!