sábado, 9 de octubre de 2010

Soledad



Sin amor, sin amigos, sin nada mas a mi alrededor mas que las cosas materiales que con mi esfuerzo laboral supe conseguir y tan poco me sirven para evadir esta realidad.

Otra hubiera sido mi historia si en estos tiempos tan difíciles para mi estuviera rodeado de amigos y personas que me valoren como soy.

La vida muchas veces nos pone pruebas que debemos superar. Tal vez aprender a vivir en soledad sea una de las pruebas más difíciles que deberemos superar.

Exclusión, sensación de no sentirse integrado a la sociedad, rebeldía, tristeza de ver que de nada sirvió hacer las cosas bien sino tenemos con quien compartir.

Día tras día, una sensación de vacío absoluto se adueña de mi corazón. Sentir que nado contra la corriente y todo va en dirección opuesta a mi.

Antes tuve una vida, alguien con quien compartir mis días. Hoy solo vivo para trabajar sin existir nada más y esperar que un día mi corazón se apague.

Duro es aceptar que no hay salida. Cuando uno transita su vida sobre un círculo que es una rutina constante donde no hay otra salida.

KASPER


A continuación les dejo algo de lo que se ha estudiado sobre este temible mal que a tantas personas hoy afecta algunos casi sin saberlo y dice así:
 
La temible soledad

Sólo en lo últimos años la soledad ha sido considerada como un problema clínico, que requiere de una terapia específica.

El tema ha cobrado enorme importancia, ya que tiene una alta incidencia, tanto en la población en general como en personas que presentan algún grado de desajuste.

La soledad también se considera como uno de los posibles factores que causan otros desórdenes. Entre ellos depresión, suicidio y graves problemas médicos, como las enfermedades cardiovasculares.

Este problema había sido sistemáticamente negado como un trastorno que requiere de una atención seria, tal vez porque quienes lo sufren no siempre admiten que puede ser la raíz de otros males. O no quieren reconocerse como "solos", debido a que experimentan vergüenza de sus sentimientos o de su inadecuación para superar el aislamiento.



Cómo se diagnostica

Resulta fundamental para el terapeuta diagnosticar correctamente la soledad y determinar si en realidad existe. Porque muchas personas se definen como "solas" sin serlo en realidad.

¿Qué es entonces la soledad?

Psicológicamente se define como la ausencia, real o percibida, de relaciones sociales satisfactorias, que se presenta con síntomas de trastornos psicológicos y desadaptación, como ansiedad, depresión, insomnio, abuso de drogas y alcoholismo.

Sufren de soledad los individuos que tiene carencia de:

una persona cariñosa de quien depender,
alguien que lo atienda,
oportunidad de expresar sentimientos íntimos a otra persona,
un grupo de amigos del cual sentirse parte,
alguien que necesite de su amor,
alguien que lo desee físicamente,
personas con quienes compartir valores e intereses,
amigos para compartir actividades recreativas,
relaciones en el trabajo,
un sentido de confianza en los amigos íntimos,
intimidad física en forma regular.

Es importante destacar que existe la soledad crónica en aquellas personas que no han sido capaces de establecer relaciones satisfactorias por un período de varios años y por lo menos a través de dos etapas de su vida, como podrían ser la adolescencia y la adultez joven; o la adultez joven y la edad madura.

También existe la soledad temporal, que incluye un estado de ánimo breve y ocasional de soledad, por ejemplo después del trabajo, o durante los fines de semana.



Tratamiento


Los problemas de soledad se tratan en el mismo contexto en que se analiza la depresión.

La experiencia de los psicólogos con personas solitarias, sugiere que la mayoría de éstas no parecen ser significativamente más exigentes que otras personas, y que sin embargo tienen amistades que serían insatisfactorias para la mayoría de la gente.

Por lo tanto, el entrenamiento por lo general incluye cambios conductuales específicos en la forma de iniciar y profundizar sus relaciones sociales del paciente, tanto en el momento actual, como antes de que surgiera el problema.

Se investiga: a) la cantidad de tiempo que el pacientes pasa con sus amistades; b) la capacidad de la persona para "abrirse" frente a otros, hablando de sus sentimientos y pensamientos íntimos; C) las conductas "cariñosas" que los amigos otorgan al paciente, (para determinar hasta qué punto cada amigo puede ser confiable y cuánto puede depender de ellos, especialmente en los momentos de crisis) y d) la intimidad física, que incluye la regularidad de estos contactos y la satisfacción que el paciente obtiene del aspecto físico de cada relación.

Es muy probable que exista una sobreposición de estos cuatro elementos, pero sirven para evaluar la naturaleza de la soledad del paciente. Porque puede ser solitario por las dificultades que tiene para iniciar una relación, o para profundizarlas.



Por otra parte, los pacientes crónicamente solos a menudo revelan muchos síntomas de depresión, como inactividad, pérdida de energía y pérdida de placer en actividades que para la mayoría resultan agradables. Se sienten aislados, diferentes a los demás; se quejan de que nadie los entiende; que a nadie le importan.

Esta actitud puede ser cambiada. Y el nuevo enfoque terapéutico para tratar la soledad como un problema clínico, permite desarrollar estrategias cognitivas y conductuales de las cuales hablaremos en un próximo capítulo.



Alfredo Ruiz

Psicólogo y psicoterapeuta

Espero les haya gustado este post. Los invito a mi proxima entrega amigos/as. KASPER

Para el final como siempre un hermoso video clip titulado: TOCANDO FONDO - RICARDO ARJONA


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Muchas suerte! Buena vida...!

DESPEDIDAS MUTUAS Y REENCUENTROS

De todos los seres que pueblan este mundo... las mascotas son el mejor ejemplo de fidelidad y amor hacia sus amos. Ellos son c...