martes, 5 de octubre de 2010

Una transformación


Muchas veces en la vida debemos tomar rumbos que no se condicen con nuestra forma de pensar pero tal vez sea la única salida viable para solucionar un determinado problema. Otras debemos tomar decisiones a costa de provocar lo que se ha dedo llamar "una transformación en mi vida". En definitiva una transformación en nuestras vidas las podríamos definir como una situación a la cual llegamos de muy diferentes maneras... algunos porque necesitan un cambio radical en sus vidas... otros porque no están conformes con su vida actual, otros porque se han decidido a asumir una determinada postura mas allá de lo que puedan pensar los demás... es decir hay un sinnúmero de situaciones que podrían llevarnos a una transformación. Ahora pregunto hasta donde estamos dispuestos a sacrificar de nuestras vidas para realizar una transformación como las que le hable?

Tal vez este aquí unos de los puntos mas difíciles en cuanto a decisiones se refiere que deberemos asumir, porque con cada transformación hay un cambio en nuestra vida que puede ser casí total o parcial luego del cual todo sera diferente. Pero tal vez dicha transformación se la única capaz de cambiar nuestra realidad.
Hoy les pregunto amigas/os hasta donde estarían dispuestos a cambiar para realizar una transformación en sus vidas? Y cuanto estarían dispuestos a sacrificar a cambio de esa transformación?
Les dejo estas reflexiones... para que lo piensen... y si gustan me lo hacen saber haciendo sus comentarios que serán muy bienvenidos Los invito a todos a mi próxima entrega... KASPER

Para el final como siempre un vídeo que acompaña buenos pensamientos y un tiempo para reflexionar... se titula: APRENDE A VIVIR... TU TIEMPO...! a mi me encanto... espero que a Uds. también!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Muchas suerte! Buena vida...!

DESPEDIDAS MUTUAS Y REENCUENTROS

De todos los seres que pueblan este mundo... las mascotas son el mejor ejemplo de fidelidad y amor hacia sus amos. Ellos son c...